“Vivamos la milicia del cristianismo con buen humor

de guerrillero, no con hosquedad de guarnición sitiada”.

Nicolás Gómez Dávila

viernes, 15 de noviembre de 2013

Marche un correctivo…

…para un condenador serial que, obnubilado en su soberbia, condena a algunos por “no dar la cara”…y lo hace sin dar él mismo la cara y escribiendo parrafadas virulentas detrás de un seudónimo, alias “Osko”.

Así dice en el sitio de una Radio:

Y los de la fláccida no fueron, ni a la catedral (o tal vez sí, haciendo alianza con los otros…, o para sacar fotos…), ni a dar la cara en la Misa del 3 de noviembre del Padre Cardozo en Bs. As.

Todo prueba que no tienen…, nucas…, como sí tienen los fieles de Tucumán del Padre Cardozo, que, al menos, las pusieron… las nucas, se entiende…

O sea, condena lo mismo que él hace. “Ustedes no dan la cara, pero yo sí puedo permitirme no darla”. ¿O es que hay una fotografía suya en ese sitio y nosotros no la advertimos?

Muy coherente lo de este “Osko”, muy coherente.

Pero mejor recordar las palabras de Nuestro Señor para esta clase de hipocresías:

“¿O cómo puedes decir a tu hermano: “Déjame quitar la pajuela de tu ojo”, mientras hay una viga en el tuyo? Hipócrita, quita primero la viga de tu ojo, y entonces verás bien para sacar la pajuela del ojo de tu hermano” (Mt.7, 4-5).

En fin, el corajudo Osko no muestra la cara, ni el perfil, ni la nuca…como les exige a los otros.

Pues bien, no poseemos fotos del tal Osko (sí ilustraciones de nuestro dibujante en jefe Requena), pero sí hemos encontrado una home movie suya en la Cinemateca Argentina, que presentamos al amable lector:


 Dicen algunos que escribe sus artículos mirándose al espejo…


Otros afirman que antes de escribir se coloca el anillo, y por eso resulta ser invisible…


Tal vez sea que no puede quitarse el casco…Todo es posible en “la dimensión desconocida” de una mente afiebrada…
¡Oh, supertradis!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...