“Vivamos la milicia del cristianismo con buen humor

de guerrillero, no con hosquedad de guarnición sitiada”.

Nicolás Gómez Dávila

lunes, 8 de diciembre de 2014

El fariseo



“El fariseo, puesto en pie, oraba en su interior diciendo de esta manera: ‘¡Oh Dios! Yo te doy gracias de que no soy como los demás hombres, ni como esos resistentes fláccidos, restauracionistas, aparicionistas, falsos, lentos en reaccionar, deshonestos, mogólicos, impotentes, incongruentes,  seguidores del obispo que no se retracta. Yo ayuno dos veces a la semana, soy muy devoto, publico constantemente novenas, digo mis sermones todos los sábados y hago un programa de Radio’”.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...