“Vivamos la milicia del cristianismo con buen humor

de guerrillero, no con hosquedad de guarnición sitiada”.

Nicolás Gómez Dávila

lunes, 11 de enero de 2016

La revolución conciliar


La revolución conciliar en un largometraje español de 1970
  



Si el reciente video oficial del Vaticano ha resultado un escándalo de proporciones explosivas –la prensa liberal no se refiere a él como sí se escandalizó por los atentados a Charlie Hebdo o los recientes de París, pero esto es un atentado silencioso a Dios en nombre del “Amor”-  esta película que presentamos ahora es una excelente muestra –en tono de comedia- de la monstruosa revolución que trajo el concilio Vaticano II a la Iglesia. Si Francisco viera esta película sin dudas la tendría por una de sus favoritas.

¿De qué la va? Un viejo cura es conminado por un enviado del Arzobispado para que cambie y se aggiorne dado que ya nadie acude a su iglesia. Para ello lo invitan a visitar a un cura moderno y revolucionario para copiar sus métodos de “evangelización”. A partir de allí emprende cambios brutales en su parroquia. Gracias a la televisión, el resto de la feligresía termina acompañando su iniciativa.

Lo que vemos durante toda la película es verdaderamente horrible: un cura viejo sin luces que se deja llevar por el modernismo, con tal de no perder su puesto; la feligresía y los habitantes del pueblo embrutecidos por la televisión; los comunistas metidos dentro de la Iglesia; las ideas liberales que finalmente triunfan en una falsa paz. De verdadera religión, cero.  Hasta tenemos, anunciando las “reinas magas” de Benedicto y Francisco, a un bebé que es niña haciendo del Niño Jesús.


A pesar de su “happy end”, quizás esta película sea el mejor ejemplo de la barbarie modernista puesta en escena…hasta los insuperables tiempos grotescos y catastróficos de Francisco. 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...