“Vivamos la milicia del cristianismo con buen humor

de guerrillero, no con hosquedad de guarnición sitiada”.

Nicolás Gómez Dávila

miércoles, 16 de marzo de 2016

Boberías neofraternitarias





Los tiempos son calamitosos, y sin embargo en las filas de la congregación que sigue hundiendo Mons. Felé parece que nadie está dispuesto a pegar un grito, un portazo, ni siquiera un esbozo de pública objeción al rumbo desesperado que ha tomado la congregación. Para colmo los poquísimos que se atreven a defender el ralliement con los modernistas, lo hacen de manera torpe, alucinada, incoherente, pueril… Nos bastan las últimas boberías del chantaje porteño y aledaños (rioplatense, llamémosle). 

Luego de haber defendido la indefendible y vergonzosa entrevista (interrogatorio) que le realizara un agresivo periodista llamado Sebastian a un pusilánime Mons. Felé, luego de que semejante bochorno fuera excusado con un argumento disparatado y obsecuente como el siguiente: “Todo ello da cuenta de algo mucho más profundo y es que, efectivamente, en la época en que nos ubicamos (vísperas del "resplandor de su Venida"), se le dió a la Bestia el poder de "hacer la guerra a los santos y de vencerlos" (Ap. 13, 7) . A los Testigos, la "Bestia que sube del abismo" les "hace la guerra , los vence y los mata" (Ap 11). No debe escandalizar pues que los santos (Mons. Fellay es quien los encabeza hoy) sean vencidos, pero debe quedar claro igualmente que ello no es igual a defección, como nos lo quieren hacer creer los del cisma williamsoniano”; ahora los felecistas sacan dos notas francamente muy lelas, muestrario del ambiente que en algunos circulos fraternitarios campea.

1.Sobre la primera, es obvio que Mons. Lefebvre es incompatible con el sedevacantismo. Pero también lo es –y quizás con mucho mayor énfasis- incompatible Mons. Lefebvre con el acuerdismo que pregona Mons. Felé y sus secuaces. La utilización infiel que hace esta gente del Arzobispo es realmente traicionera -publican foto de Mons. con el traidor Dom Gérard Calvet- y deberán pagar el precio por tal infidelidad.

2.Sobre la segunda, el yerro manifestado es aún más grosero, pues, ¿qué es un quintacolumnista? Veamos:

quinta columna
1. f. Grupo organizado que en un país en guerra actúa clandestinamente a favor del enemigo. U. t. en sent. fig.

Esta gente irresponsable afirma que Mons. Williamson y Mons. Faure más el resto son “quintacolumnistas de la Roma conciliar”. Pero, si fueran quintacolumnistas deberían estar dentro de la FSSPX para hacer clandestinamente el daño que les endilgan. En cambio están fuera y actúan abiertamente. Si argumentan que están dentro de la Tradición y a ella quieren destruir, preguntamos, ¿cómo destruyen la Tradición consagrando obispos, fundando un seminario y haciendo apostolado, y todo esto sin apartarse de lo que hizo o dijo Mons. Lefebvre? Más bien la forma perfecta de acabar con la Tradición inutilizándola es volverse un grupo de sectarios sedevacantistas que afirman que nada de eso tiene sentido, encerrarse en sí mismos y ponerse a criticar continuamente a los tradicionalistas. Pero sus críticas van dirigidas a los liberales y a los extremistas sectarios, y ambos coinciden en llamar "falsa resistencia" a la única resistencia que permanece fiel a Mons. Lefebvre. Los “quintacolumnistas” son los que han arrastrado a la Neo-FSSPX a su lastimosa actualidad, y estos escribas son sus mejores y grotescos contribuyentes.

No hay caso, siguen sin embocar el hilo.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...