“Vivamos la milicia del cristianismo con buen humor

de guerrillero, no con hosquedad de guarnición sitiada”.

Nicolás Gómez Dávila

sábado, 19 de marzo de 2016

La Neo-FSSPX anda como el traste





Y la expresión no es meramente una metáfora, lector amigo. Así anda, con el traste al aire, como un ya caracterizado hooligan mendocino se encarga de mostrarlo –orgullosamente, por cierto- en esta entrada que muestra la baja estofa de su moral. Sabíamos que la Neo-FSSPX se estaba bajando los pantalones ante los modernistas, nos faltaba una muestra gráfica. Parece que no les gusta llevar los pantalones –¡o los kilts!- bien puestos, como a todo hombre corresponde, y se los andan bajando y muestran lo que les gusta mostrar.

Ya habíamos evidenciado acá y acá las características del “ala dura” de la Neo-FSSPX, es decir, de los que gritan sobre cualquier cosa menos contra los traidores de adentro. Pues parece que la entrada que ellos critican –con especial saña pues se trata del intocable club mendocino- ha dado en el blanco al denunciar el contagio liberal entre sus filas. Luego, en tal entrada, sale un comentarista a decir cosas que no tienen que ver con la misma, y que ya otros comentadores y blogueros han dicho. Pues la entrada de Syllabus (que no de Non Possumus, con quienes se la agarran) no tiene ninguna connotación puritana ni se afirma que los sacerdotes no deben beber vino, cosa absurda. El comentarista afirma que Pío IX consumía rapé o que San Pío X fumaba –cosa que no nos consta-. Pero si fuera así, ¿podrían mostrarnos las fotos de estos insignes religiosos posando con un cigarrilo en la mano? ¿San Pío X le decía al fotógrafo antes de que lo retratara: “Espere, tráigame una botella de vino que queda mejor en la foto”?

Como no han podido dar una respuesta satisfactoria, se han contentado con el insulto gráfico.  Excelente demostración de que la entrada de la “polémica” ha dado en el blanco.

Mas luego, desde otro blog propio-¡supuestamente lefebvrista!- quien encarna el lado oscuro del Padre Calderón –algo así como su Mr. Hyde- criticando no sabemos ni nos interesa a quién, sale con expresiones de este estilo:

 No vayan a creer que porque cada tanto me llamo a silencio esto significa que no voy a dar el gusto de ser siempre el “malo de la película” (en este caso soy el Coronel Kurtz ¡me encanta! ¡el Corazón de las Tinieblas! ¡espero no pasar a ser el de El último Tango en Paris! Aunque…).


Oh, ese “Aunque…”, ¿pretenderá tener gracia? Pues más bien nos recuerda el humor chabacano y descarado de Alberto Olmedo, y decir Olmedo es decir Sofovich, o sea, humor judaico. Y esa patoreril jactancia adolescentona de expresiones como: “¡Pobrecitos estos hermanitos! que aunque con defectos – y  amasando un fangote de guita inter tanto - después de todo son “defensores de la fe”, claro que de una fe de mierda (debo dar el gusto de insultar, sino YO no sería YO, el siempre YO), porque como bien se explica: hoy la fe no puede ser más que eso, una fe de mierda de unos tipejos endebles entre la bruma de no sé qué cornos de confusiones inculpadas y que no se sabe de dónde viene” nos muestra la expresión “machaza” de quienes son bravos (¿cómo William Wallace?) de “boquilla”, de palabra, pero luego, a la hora de los bifes, niente. ¿O vemos que le muestren el trasero a un traidor como Mons. Felé? Oh, no, mejor distraerse hablando de política, mientras los liberales “tiran al bombo” la Fraternidad y los mendocinos sonríen y se quedan calladitos…Y llegará el “reconocimiento” bergogliano y todos seguirán hablando “a lo recio” mas, sin dar ningún portazo, porque hay que seguir adentro, acomodados, no vaya a ser que tengan que acercarse a los “feos, sucios y malos” de la Resistencia… Lo de esta gente bien puede llamarse “la intolerancia de los tolerados”. Pues a pesar de tanto criticar el “entrismo” en el terreno político, practican el “entrismo” o lo toleran, con los liberales, con tal de ser “tolerados”. Oh, Bergoglio está dispuesto a tolerarlos, mientras sigan este jueguito infantil de tolerar el propio liberalismo, y atacar a quienes siguen resistiendo, a los que siguen diciendo las cosas claras con la palabra y con la obra, sin jactarse ni hacer alharaca.  

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...