“Vivamos la milicia del cristianismo con buen humor

de guerrillero, no con hosquedad de guarnición sitiada”.

Nicolás Gómez Dávila

sábado, 19 de marzo de 2016

Los curas protestantes




Un vermilinguo.



Andan errantes por sus termiteros
cual si fueran rabinos confinados en el ghetto.

Son curas “infalibles” dados al cotilleo,
no quieren obispos que impidan su "pavoneo".

Bailar el tango es parte de su juego
pues quieren lucirse a costa de algún “feo”.

Son embarullados y se dan al macaneo
para justificar su poca ciencia “al voleo”.

La caridad no suple pues son "conventilleros"
y atacan la verdad en el nombre del cielo.

¡Ay de los curas que arrastran al pueblo
detrás de sus ansias de ser los “Primeros”!

¡Los campeones imbatibles que gritan “Denunciemos”
y mienten y exageran y difaman al clero!

Son atribulados que no quieren maestros
a no ser que estén muy distantes de su tiempo.

La obediencia desconocen y en su mal ejemplo
parecen protestantes que deciden por sus fueros.

Traicionan a Cristo creyendo enaltecerlo
pues se creen muy “Grandes” como los fariseos.

Pero al Hijo de Dios, nunca lo olvidemos,
lo condenaron los sabiondos eclesiales de su tiempo.

A Dios, recordemos, si amarlo queremos
debemos escucharlo y conocerlo en serio,

mirando nuestra nada y nuestro cero.

Lito Zorza



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...