“Vivamos la milicia del cristianismo con buen humor

de guerrillero, no con hosquedad de guarnición sitiada”.

Nicolás Gómez Dávila

domingo, 29 de diciembre de 2013

Contra los sabihondos de este mundo – Ricardo León


Vengo de mis soledades
Para sacudir la pereza
Con el trajín y viveza
De las alegres ciudades.
¡Oh, feria de vanidades!
¡Oh, bazares de mujeres!
¡Ingeniosos artificios,
Antesala de los vicios
Y lonja de los placeres!

¡Qué de pedantes hinchados,
Qué de altivos mandarines
Y ociosos parlanchines
Con ínfulas de letrados!
¡Qué de tontos disfrazados
De sapiencia y arrogancia!
¡Qué generosa abundancia
De petulancia y licencia!
¡Cómo progresa la ciencia…
De la atrevida ignorancia!

Las lecciones de la Historia
Lecciones son de humildad,
Los hombres de esta edad
Tienen flaca la memoria.
Juzgan que sube su gloria
Porque vuelan en aeroplano;
Presume el orgullo humano,
Con aires de fanfarrón,
Que por la nueva invención
Ya tiene el cielo en la mano.

Que hoy el afán nos consume
De preñar la calavera;
Ya no hay cerrada mollera
Que de ciencia no rezume.
Ya todo el mundo presume
De sutil sabiduría;
La noble filosofía
Vive en la plaza y en cueros;
Hogaño, hasta los barberos
Estudian Sociología…

¡Oh ferias de vanidades!
¡Oh, bazar de felonías,
Mercado de lencerías
Y almacén de liviandades!
Me vuelo a mis soledades,
Que en mi apacible jardín,
Fuera del loco trajín
De esta caterva de abantos,
¡Me río de los encantos
Del trapacero Merlín!

A mis soledades voy
Aburrido de esta farsa,
De la estúpida comparsa
De los bachilleres de hoy.
Voyme, pues tan harto estoy
De histriones y de facetas,
Parlanchines e indiscretos
Con ínfulas de letrados…
¡Que me vuelvo a mis cercados
En busca de analfabetos! 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...