“Vivamos la milicia del cristianismo con buen humor

de guerrillero, no con hosquedad de guarnición sitiada”.

Nicolás Gómez Dávila

sábado, 29 de noviembre de 2014

Defensa de la Democracia






Léase ya, en este Tribunal
el alegato vindicativo
contra el presente, todo un criminal
al que no le daremos paliativo:

“El señor aquí presente nada quiere
de lo que el mundo generoso le procura;
la palabra “Democracia” le repele
tiene actitudes típicas de un cura.

Sus escritos son siempre impertinentes
y acusan a este mundo de rebelde
contra un supuesto orden trascendente
regido por un Dios que dice vuelve.

No acata nunca la Ley electoral
dice que todo este “sistema” huele mal,
que en democracia a veces sobra el pan
pero que el hombre necesita la verdad.

Es inaudita su forma de agitar
ideas viejas, caducas, que no van,
habla de patrias y del honor militar,
de misa en latín, ¡qué forma de atrasar!

Señores del jurado, no es habitual
no es correcto, no es nada actual
alguien que dice: “del mono no venimos”
y afirma que hacen falta exorcismos.

Señoras y señores de este pueblo,
nadie que piense puede ya tolerar
alguien que dice “Venga a nos tu reino”
negando la soberanía popular.

Alguien que habla de un castigo eterno
dan ganas de invitarlo con cicuta,
ya no es posible semejante enfermo
hay que decirle: “Usted es un hijo de p…”

Señoras y señores democráticos,
saben ustedes, no hay que discriminar,
sólo echarle ácido muriático
a aquel que dice: “el mundo seguirá mal”.

Señores, este fiscal solicita
en nombre y defensa de la Democracia
que al susodicho le otorguen una cita
de por vida con la penitenciaria.

Así el mundo mucho adelantará
y el progreso será más venturoso.
¿Qué él no está solo, que hay muchos más?
Eso, señores, eso es lo asombroso.”


Adolfo Gómez Esquivel



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...