“Vivamos la milicia del cristianismo con buen humor

de guerrillero, no con hosquedad de guarnición sitiada”.

Nicolás Gómez Dávila

jueves, 13 de noviembre de 2014

Ronald Knox, el tirano y el terror al ridículo

"Según su sentido original, nuestro sentido de lo ridículo no es en absoluto un juguete infantil, sino un arma con efectos letales, que nos ha sido confiada para sacar a la luz las falsedades e hipocresías del mundo.
El tirano podrá armarse con triple cota de mallas, podrá rodearse de guardaespaldas, podrá sembrar su reino de verjas con pinchos, de manera que la libertad de expresión sea aplastada y se amordace cualquier crítica. Incluso podrá hacer algo peor, corrompiendo las conciencias de sus súbditos con una falsa historia y con sofismas hasta que crean que es lo que pretende ser: una criatura semidivina, un libertador enviado por el cielo. Hay algo que sigue temiendo, sin embargo, una angustia que le obliga a mirar a un lado y a otro, para observar los rostros de sus esclavos. Tiene miedo de la risa. El escritor satírico está ahí, como el niño en el desfile cuando el Emperador atravesó la ciudad con su famoso traje nuevo. Suya es la voz que interpreta lo que veían miles de espectadores: ‘¡Pero madre, si está desnudo!’”

Mons. Ronald A. Knox, Old and New Essays



De acá. 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...