“Vivamos la milicia del cristianismo con buen humor

de guerrillero, no con hosquedad de guarnición sitiada”.

Nicolás Gómez Dávila

sábado, 22 de noviembre de 2014

Un quemo

quemo.
1. m. coloq. Arg. y Ur. Situación embarazosa.
(Diccionario RAE)




Branding
Para el término Branding referente a quemaduras, véase Branding (quemadura).
Branding es un anglicismo empleado en mercadotecnia que hace referencia al proceso de hacer y construir una marca (en inglés, brand equity) mediante la administración estratégica del conjunto total de activos vinculados en forma directa o indirecta al nombre y/o símbolo (logotipo) que identifican a la marca influyendo en el valor de la marca, tanto para el cliente como para la empresa propietaria de la marca.
(Wikipedia)

Palabras relacionadas:

Marketing
Packaging
Empresa
Producto (marketing)
Comercio
Branding social
Naming


Todo eso, pero sobre todo la “quemadura” es la Nueva Fraternidad Sacerdotal San Pío X de Mons. Fellay y asociados, aunque todavía haya muuucha gente que todavía no lo quiera o no lo pueda ver.



Y decimos “ver” porque no hace falta hacer ningún sesudo análisis ni investigación profunda para entender de qué se trata. El branding hace uso predominantemente de lo visual, entonces hay que detenerse a ver un poco y entender lo que se está llevando a cabo en una congregación religiosa que fuera en su lejano tiempo un bastión contra el modernismo y el acomodo de la Nueva Iglesia con el mundo moderno. Y hoy ha pasado a ser una marca comercial que intenta venderse a como dé lugar a la Roma modernista que apostata y combate la Tradición católica.

El sitio web de Visual Contrast Media muestra las empresas y marcas que la han contratado para mejorar su performance comercial. Allí están la congregación de Mons. Fellay y su revista en USA The Angelus. No inventamos nada, no son rumores, no son inventos. Allí están para quienes quieran verlo. Aunque hay quienes no hablan de esto, no lo mencionan y lo ocultan a los fieles de la FSSPX pero atacan a los blogs verdaderamente resistentes y antiliberales con injurias de todo tipo. A esos sólo podemos llamarlos: liberales y cobardes


Basta mirar un poco. Claro que antes hay que tener abiertos los ojos y tener la voluntad de dirigirlos hacia allí donde se encuentra la verdad. Hay que tener buena voluntad y no una falsa apariencia de piedad que se alimenta de sentimentalismo y comodidades. Confianza en Dios antes que confianza en el hombre. Amor a la Sabiduría antes que a la opinión de la mayoría.

Vemos debajo las imágenes con que uno se encuentra ingresando a los sitios web de varias de las empresas comerciales “clientes felices y satisfechos” de Visual Contrast”:






Todas ofrecen al visitante un mismo perfil: gente sonriente, amistosa, confiable, simpática. Gente que aparece vendiendo un producto. Se nos dirá, quizás: la imagen de Mons. Fellay no aparece de ese modo  (como en el sitio de Sudamérica) en el sitio web de la Fraternidad en USA.

Pues vamos a entrar más en detalle.


En la Carta a los amigos etc. de Mons. Fellay, que aparece sin imágenes ilustrativas, debajo en las etiquetas (tags) correspondientes a la Carta se leen tres palabras, Faithful, Family, Youth, o sea:
Fiel (o fidelidad), Familia, Juventud.






Pensábamos que la carta tocaba también temas como la crisis de la Iglesia, los EE de San Ignacio, el Vaticano II, el Sacerdocio, en fin, varios temas, algunos controvertidos. Pero las etiquetas son tranquilizadoras. Y lo son porque haciendo click en cada una de ellas se nos remite a artículos suaves ilustrados con fotografías de gente sonriente y despreocupada, mostrando publicitariamente sus dientes: 






Hay que vender, como suele decirse. ¿Qué hace esa imagen de una señorita “de color” (como dijo hace poco Francisco) o “negra” (como lo tradujo el protestante de color negro) con una cámara fotográfica en sus manos para hablar de la experiencia de la vida católica?


Oh, queda muy bien, queda mejor y es menos traumático mostrar una cámara fotográfica que un crucifijo.

El maldito liberalismo ha entrado de lleno en la Nueva FSSPX, y como el liberalismo es la mentira, recurre a las mentiras. La nueva Carta de Mons. Fellay es sólo un artículo publicitario de la propia congregación, una descripción de las propias "bondades", autobombo. Es lo contrario del cristianismo.

Para un buen análisis del contenido de la última Carta de Monseñor Fellay, remitimos a los amigos lectores (amigos de la verdad y no de la estulticia, que para eso tienen sus blogs ya señalados) al excelente artículo de Non Possumus.

Al resto de obsecuentes liberales y pusilánimes que insisten en no querer enterarse de la verdad y, para peor, trabajan en impedir que esta se sepa, les dedicamos el más fiel de los retratos que de ellos se hacen sus líderes de la Neo-Fraternidad:




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...