“Vivamos la milicia del cristianismo con buen humor

de guerrillero, no con hosquedad de guarnición sitiada”.

Nicolás Gómez Dávila

jueves, 12 de mayo de 2016

Poniendo estaba la gansa



La gansa es Ingrid Beck, periodista judía directora de esa bazofia inmunda llamada “Barcelona”, pasquín del mismo estilo que “Charlie Hebdo” que pretende ser satírico pero que en verdad no es otra cosa que un fermentado de suciedad grasienta, pornografía, anticatolicismo purulento, chistes cloacales e izquierdismo resentido. En entrevista que le hizo la periodista judía Olga Jeczmyk, dijo esta miserable escriba: “Se puede hacer sátira con todos los temas. No hay límites. Nosotros no nos ponemos límites”. Se recuerda aún la ridiculización que en directo le propinó otro periodista, el judío (están en todas) Feinmann. Ahora, “Barcelona” acaba de perder un juicio que le inició la Sra. Cecilia Pando, activista que defiende los derechos de los militares que pelearon contra el terrorismo marxista en los años ’70 y hoy sufren la venganza de los politiqueros demócratas y progresistas. A raíz de esto la prensa masiva, defensora de la sacrosanta “libertad de expresión” ha puesto el grito en el cielo. Pero esto sienta un buen precedente y es un agradable golpe propinado hacia un pasquín que debería ser quemado en una plaza pública y con televisación en directo, para escarmiento de los “librepensadores” o más bien “libres prensadores” que persiguen a los que defienden la libertad de la verdad.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...