“Vivamos la milicia del cristianismo con buen humor

de guerrillero, no con hosquedad de guarnición sitiada”.

Nicolás Gómez Dávila

jueves, 23 de abril de 2015

Meteorito convertidor


Al astrómono judeo-yanqui William Hartmann se le prendieron las lamparitas y montones de pajaritos le revolotearon en la cabeza, por lo que creyó encontrar la explicación que “revolucionaría” el Cristianismo. Hete aquí su “descubrimiento”:

“Explica en un trabajo publicado en la revista 'Meteoritics and Planetary Science' que lo que inspiró a san Pablo a seguir a Jesucristo pudo haber sido un meteorito”.
Hartmann considera que el meteorito que cayó en Cheliábinsk, Rusia, en 2013, podría ser un buen ejemplo de lo que experimentó san Pablo. Al mismo tiempo, el científico subraya que no tiene la intención de desacreditar el cristianismo con su interpretación, simplemente quiere mostrar cómo un meteorito pudo haber cambiado el rumbo de la religión.
El cristianismo probablemente sería muy diferente sin ese acontecimiento, consideran muchos expertos.
Algunos científicos opinan que el hallazgo de los restos de un meteorito en Siria podría demostrar la teoría de Hartmann.(De acá)



El insigne astrosabio recibe su merecido.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...