“Vivamos la milicia del cristianismo con buen humor

de guerrillero, no con hosquedad de guarnición sitiada”.

Nicolás Gómez Dávila

miércoles, 20 de mayo de 2015

El pecado o los gajes del oficio de la política



“¿Un partido de católicos? ¡No!”. Bergoglio I.


“Y luchar por una sociedad más justa y solidaria. ¿Cuál es la solución que hoy nos ofrece este mundo globalizado para la política? Sencillo: en el centro, el dinero. No el hombre y la mujer, no. El dinero. El dios dinero. Este es el centro. Todos al servicio del dios dinero. Por eso lo que no sirve al dios dinero se descarta. Y lo que hoy nos ofrece el mundo globalizado es la cultura del descarte: lo que no sirve, se descarta. Se descarta a los niños, porque no se conciben niños o porque se elimina a los niños antes de nacer. Se descarta a los ancianos, porque… los ancianos no sirven. Pero ahora, que falta el trabajo, van a visitar a los abuelos para que su jubilación los ayude. Pero sirven momentáneamente. Se descarta, se abandona a los ancianos. Y ahora el trabajo se debe disminuir, porque el dios dinero no puede hacerlo todo, y se descarta a los jóvenes: aquí, en Italia, jóvenes de 25 años para arriba —no quiero equivocarme, corrígeme—, el 40-41 por ciento, está sin trabajo. Se descarta… Pero este es el camino de la destrucción. Yo, católico, ¿miro desde el balcón? ¡No se puede mirar desde el balcón! ¡Comprométete allí! Da lo mejor de ti. Si el Señor te llama a esa vocación, ve allí, haz política. Te hará sufrir, quizá te haga pecar, pero el Señor está contigo. Pide perdón y sigue adelante. Pero no dejemos que esta cultura del descarte nos descarte a todos. Descarta también la creación, porque la creación se destruye cada día más. No olvides las palabras del beato Pablo VI: la política es una de las formas más altas de la caridad. No sé si he respondido…”


Apóspapa Francisco, acá.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...