“Vivamos la milicia del cristianismo con buen humor

de guerrillero, no con hosquedad de guarnición sitiada”.

Nicolás Gómez Dávila

sábado, 18 de julio de 2015

“Francisco es la nueva luz”







“Pero cuando el enemigo urde ocultamente sus tramas, entonces esparce luces en nuestro entendimiento, mas luces falsas; porque su luz no es otra cosa que cierta luz natural que despierta en la imaginativa, por la cual representa con alguna claridad los objetos y excita alguna delectación en el apetito sensitivo. Pero no pasa aquella luz al entendimiento, ni puede hacerle apto para penetrar las verdades divinas, y mucho menos engendrar en lo íntimo del espíritu afectos de sincera devoción. Así que todo el efecto de esa luz falaz se reduce a cierto deleite en los sentidos internos, todo corporal, del todo superficial, y sin carácter de verdadera espiritualidad. Y después esta misma delectación corpórea va a parar en inquietud y perturbación, no siendo posible que el engañador, a pesar de tanta disimulación y fingimiento, no se descubra finalmente por sí mismo. Por lo que podemos decir, con San Cipriano, que el demonio se porta siempre con los siervos de Dios, o como adversario fraudulento que engaña, o como enemigo violento que combate con sus negras y turbulentas persuasiones”.


P. Juan Bautista Scaramelli. Discernimiento de los espíritus, cap. III.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...