“Vivamos la milicia del cristianismo con buen humor

de guerrillero, no con hosquedad de guarnición sitiada”.

Nicolás Gómez Dávila

lunes, 6 de julio de 2015

Teléfono (des)compuesto



Un agente de nuestro Servicio de Inteligencia Mediático (SIME), captó por teléfono la siguiente comunicación confidencial, que creemos útil comunicar:




-Hola. Pronto, quiero hablar con Monseñor Felé.

-Deletree el nombre, por favor.


-Felé, efe-é-ele-é-a…

-Un momento, por favor. ¿Lleva una ele o dos ele?
 ¿Puede empezar de nuevo?

-¡Felé!, es el Jefe, el Capo, el namber uán, ¿me entiende?

-¿Quiere hablar con el Jefe? Un momento por favor…

-¡Al fin! ¡Apúrese que esto es un caos!

-Dime Larabee, ¿quién es el que llama?  Escuché que es de Kaos…

-¡Sí, me escuchó bien, caos, el agua nos está tapando, hay que apurar el acuerdo…!

-Aquí el Jefe. ¿Qué informe tiene de Kaos?

-¿Hablo con el Jefe?

-¡Nain, el Jefe de Kaos soy yo, Sigfrid!

-Dígale a Monseñor Felé que apure el acuerdo. El barco se hunde y hay que repararlo con una gran estampilla. Que hable con Francisco.

-Dá,dá,dá…

-¡Hola, hola? ¡Operadora, déme con Roma…!

-Deletree, por favor.

-¡La p…que los parió…! Que nos hundimos...

-Ciao, signore. Cui Roma. ¡Parle!

-¡Queremos la estampilla! ¡Dígale a Francisco que somos católicos! ¿Me oye?


-Cosa stai dicendo? Non capisco ...


-¡Usté no es Felé, salga de la línea, haga el favor!



-Castigat, buenos días ¿en qué puedo ayudarlo?


-¡Por favor, quiero hablar con Felé o alguno de sus secretarios! ¡Hace dos horas que me pasan de un lado a otro…! ¡Queremos la estampilla que tape la rajadura, nos hundimos! ¡Esto no se aguanta más! ¿Hasta cuándo van a seguir conversando?


-Acá Monseñór Felé al habla. No se preocupe que he estado diciendo eso, lo estamos intentando y seguimos conversando sin cortar el hilo vital. Ya lo hemos logrado en Argentina. Pero no depende todo de nosotros, sino de Roma la estampilla. Casualmente ahora mismo estaba por llamarlo al Santo Padre. Operadora, déme con la Casa Santa Marta, please, thank you very much. Quiero hablar con Francisco.


-¿Quién es que le quiere hablar?


-Bernar Felé.


-Ah, me parecía que era su voz. ¿Cómo está hoy? Lo pongo en llamada de espera, Monseñor. El Santo Padre está en otra llamada en este momento.

כן, ג'ורג ', ספירה השלישית שציינת וכך לא אוהבת את הרב סקורקה הסבירה פעמים רבות כבר-

-Bueno…hola…Felé al habla, ¿me oye? ¿Hola? ¿Hola?


-¡Hooola, Bernie! ¿Así que eras vos el que llamabas? ¡Qué alegría escucharte! Che, a ver cuándo nos comemos una pizza, eh?


-Ja,ja,ja, con mucho gusto Santidad. Y dígame, ¿cómo va lo nuestro?



-¡¿Quién cojones dejó atravesado el carro enfrente de mi portón que no puedo salir?! ¡Un carro negro! ¡A ver quién dejó atravesado el carro negro que no puedo salir!


-¡Yo no fui, y salga de mi línea inmediatamente! ¡Habráse visto tamaña grosería!


-¿Hola, hola? ¿Felé, Bouchacourt, alguien puede contestarme?


-¡Acá se hace lo que yo digo! ¡¿Le queda bien claro?!


-¡A ver quién cojones saca el carro negro que está frente a mi puerta! ¡Lo digo por última vez!


Lamentamos no poder seguir reproduciendo la comunicación. Allí se produjo un corte y no hemos podido retomar la escucha. Nuestro agente se encuentra actualmente elaborando su informe deductivo de la misma.
Muchas gracias.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...