“Vivamos la milicia del cristianismo con buen humor

de guerrillero, no con hosquedad de guarnición sitiada”.

Nicolás Gómez Dávila

martes, 24 de noviembre de 2015

MONS. LEFEBVRE FUE CISMÁTICO, SEGÚN LA RADIO CERIANIDAD


Osko. Uno de los pocos no anticristos que quedan.
 Escuchémoslo a él.



Comentamos en rojo un artículo que sólo reproducimos en algunos fragmentos a los fines de que se entienda a qué grado de trastorno mental puede llevar en algunos “iluminados” la posición sedevacantista.

OSKO: EL TIEMPO DEL FINAL

DE RUMORES E INCONGRUENCIAS

En los últimos días algunos sitios web y blogs de distintas procedencias, idiosincrasias, posiciones y talantes se hacen eco progresivamente de ciertos rumores provenientes de fuentes extraoficiales, tanto sea de Menzingen como de estamentos vaticanos, refiriendo como un hecho confirmado que desde Roma ha partido una propuesta que ha aterrizado en los escritorios del actual Superior General de la F$$PX.
Dicha propuesta contendría o representaría una concreta oferta de regularización canónica para la entidad fundada por Monseñor Lefebvre. Los términos de la propuesta no han trascendido aun, pero por parte de la Falsa Resistencia (es decir, los que siguen fieles a Mons. Lefebvre), se ha lanzado toda una campaña (¡!) de denuestos contra la posibilidad y en especial contra los destinatarios de dicha propuesta, puntualmente contra las autoridades de la F$$PX, en especial Monseñor Fellay.
¿Por qué razón esto es así?
Verdaderamente no se entiende. Al menos yo no lo entiendo. (Retórica para excusar su sandio ataque)
Veamos.
Si la propuesta viniese de un VERDADERO PONTÍFICE (tendría que demostrar que hoy la sede está vacante, pero hasta ahora nadie lo ha hecho) y/o de las que son VERDADERAS AUTORIDADES de la VERDADERA IGLESIA (la Iglesia carece de toda autoridad, según los radioceriánicos, excepto la voz suprema de. P. Ceriani que comanda la verdadera iglesia refugiada en una radio y sitio de internet) (quienes vomitan contra Monseñor Fellay lo creen así), muy lejos de apresurarse a denostar dicha propuesta, a quienes la envían y a quienes la reciben y se encuentran en trance de analizarla, ante todo deberían esperar hasta averiguar los términos de la misma.
De lo contrario su actitud es, a priori, CISMÁTICA, objetivamente hablando.
Claro, como que no hubo intentos de capturar a la FSSPX por parte de los modernistas romanos, como si no los conociéramos y ellos puidieran desear una restauración a partir del acuerdo con Mons. Fellay. Este escriba cerianesco dice las mismas cosas que los pro-fellecistas como Pericón…curioso no?
Pero esta es la actitud de Mons. Lefebvre –mucho tiempo antes de Francisco-, que para este escriba sería cismático:

“¿Tomamos la mano que se nos tiende? ¿O la rechazamos? Yo personalmente no tengo ninguna confianza. Hace ya años y años que frecuento este medio, años que me doy cuenta de la manera en que actúan. Yo ya no tengo ninguna confianza”
(Mons. Lefebvre, Fideliter, n°70, julio-agosto 1989, p. 2)

“Yo pienso que, a mi modo de ver, no estamos tratando con gente honesta. Esto es lo terrible, ya no estamos tratando con gente honesta. Antes, cuando yo iba a Roma como delegado apostólico, tenía tratos con gente honesta, con gente que querían el reinado de Nuestro Señor Jesucristo, gente que trabajaba por la salvación de las almas. Ahora esto ya no sucede. Ellos no trabajan para la salvación de las almas, ellos trabajan para la gloria humana de la Iglesia en el mundo, la gloria puramente humana”. (Mons. Lefebvre, Ecône, 4 de septiembre de 1987, Le Sel de la Terre n°31 p. 205-206)

“Por eso todo sacerdote que quiere permanecer católico tiene el estricto deber de separarse de esta Iglesia conciliar, mientras ella no recupere la tradición del Magisterio de la Iglesia y de la fe católica” (Mons. Lefebvre, Itinerario espiritual p. 31)

“Yo pondría la cuestión en el plano doctrinal: “¿Están de acuerdo con las grandes encíclicas de todos los papas que los precedieron? ¿Están de acuerdo con Quanta Cura de Pio IX, Immortale Dei Libertas de Leon XIII, Pascendi de Pio X, Quas Primas de Pio XI, Humani generis de Pio XII? ¿Están en plena comunión con los papas y con sus afirmaciones? ¿Todavía aceptan el juramento anti-modernista? ¿Están ustedes a favor del Reinado Social de Nuestro Señor Jesucristo?
Si ustedes no aceptan la doctrina de sus predecesores es inútil hablar. Mientras que no se acepte reformar el concilio considerando la doctrina de los papas que los han precedido, no hay diálogo posible. Es inútil”.
“Así las posiciones serían mas claras”.
Pero si vivo un poco aún y suponiendo que de aquí a un determinado tiempo Roma haga un llamado, que quiera volver a vernos, reanudar el diálogo, en ese momento sería yo quien impondría las condiciones. No aceptaré más estar en la situación en la que nos encontramos durante los coloquios. Esto se terminó.  (Mons. Lefebvre, Fideliter, n°66, noviembre-diciembre 1988, p. 12-13)


“¡He aquí cómo funciona! Ellos están en un atolladero porque no se puede al mismo tiempo dar la mano a los modernistas y querer conservar la tradición” (Mons. Lefebvre, Fideliter, n°87, septiembre 1990, p. 3).”

Y además contra ese espíritu cismático de la Radio Cerianidad, decía:

“No debe dejarse uno arrastrar por una dureza, una crispación sentimental contra esta situación rechazando a toda la jerarquía. Es una tendencia natural que sufrimos. No se debe rechazar porque ¿cómo le haríamos para regresar a una situación normal? Es un espíritu cismático. Por otro lado, no se debe dejarse arrastrar por el desánimo: algunos no pueden permanecer siempre así, dando la impresión que están fuera de la Iglesia, que son desobedientes. Este desánimo, este hastío del combate no es el espíritu de la Iglesia, de aquellos que han combatido por la fe, que han derramado su sangre para conservar la fe: los mártires se han rehusado a ofrecer incienso al ídolo del momento. Los liberales, al contrario, quieren entenderse con los enemigos de la Iglesia, quieren estar en buen término con el mundo, prefieren abandonar la fe para estar bien con el mundo más que ser mártires. Hay que conservar el espíritu de los mártires: sufrir con la Iglesia y para la Iglesia” (Conferencia en Ecône, 3 diciembre 1982)

Puesto que provendría dicha propuesta de la (que ellos creen que es la) VERDADERA IGLESIA (se ha hecho la distinción entre Iglesia Católica e iglesia conciliar, pero parece que este articulista no comprende de algunas sutilezas), los miembros de la Falsa Resistencia estarían actuando como si partieran del presupuesto de que es IMPOSIBLE que una buena propuesta surja de la INDEFECTIBLE IGLESIA DE CRISTO… (la respuesta ya la dio Mons. Lefebvre), lo cual resulta ser un pensamiento y una actitud completamente temeraria, irrespetuosa y diría que BLASFEMA.

La desconfianza de Mons. Lefebvre entonces también lo convertiría en un blasfemo. Estupendo…

Más adelante, este charlatán reconoce que Actualmente existen respetables nombres también, aun dentro del sector sedevacantista e inclusive entre los conservadores pero no en la Resistencia (para él, “falsa resistencia”). ¡Y eso que los conservadores reconocen a Francisco como Papa…inclusive algunos hasta celebran la Misa nueva!…Pero no le importa contradecirse, porque más abajo dice

Para no alargar demasiado este escrito, diré que en mi opinión, a medida que el tiempo transcurre y se precipitan los hechos, se torna cada vez más evidente que todos aquellos que aunque sea en una muy mínima medida permanecen adheridos de algún modo a la Roma Apostata y Anticristo… SON ANTICRISTOS y hacen la labor del diablo.

Es decir, que todos los que reconocen como papa a Francisco, aunque lo combatan en su modernismo, aunque estén fuera de la estructura conciliar…¡son anticristos! Todas las pobres personas que no son “sabias” como el grupúsculo de la secta radial, la pobre anciana que va a rezar a la parroquia del barrio, el mártir de Medio Oriente que cree de buena fe que el papa es Francisco…¡son anticristos!

Por supuesto, también De más estará aclarar que aun las misas dichas con el misal de San Pio V, las llamadas Misas Tridentinas, caen en la misma categoría si en el momento mencionado del UNA CUM el sacerdote privadamente dice estar en comunión con Giorgius Marius. ¡Anticristos!

Que la resistencia no sea sedevacantista le parece a este salvaje una verdadera incongruencia y contradicción. De igual modo, cae bajo esta acusación Mons. Lefebvre. ¡Ah, pero no se anima a decirlo así, de este modo! En cambio, a falta de coherencia y valor (falta de valentía como toda la Radio, que no se declara claramente sedevacantista), demuestra al final una petulancia y falta de sentido de la realidad increíbles:

Desde estas modestas líneas se realiza entonces un llamado y una advertencia a los miembros de la llamada Resistencia.
A los obispos y sacerdotes, un ruego: que reflexionen profundamente; analicen cuidadosamente los hechos, la historia y el peligrosísimo (para las almas) momento que nos toca vivir y que mediten profundamente que les será pedida cuenta muy pronto por las almas a las que conducen a mantenerse en estado de comunión con los anticristos que fungen desde Roma.
A los fieles, sencillamente, que analicen estas cosas y que no se dejen conducir hacia el más monstruoso engaño que pudiera imaginarse, precisamente cuando el mundo entero gime y espera ante las puertas mismas de la inminente Parusía del Señor en Gloria y Majestad.

Respecto de la "inminencia" de la Parusía, que este sujeto afirma sin lugar a dudas, decía Mons. Straubinger que “todas las opiniones privadas sobre el orden de las postrimerías son muy arriesgadas” (La bienaventurada esperanza, en "Espiritualidad bíblica"), por lo que ni él mismo -un verdadero sabio- osaba hacer afirmaciones tan categóricas. Claro que el afamado teólogo Osko ha zanjado toda duda y por revelación divina ya tiene todo claro.

Sobre el “llamado” y “advertencia” del “modesto” deponedor de papas e insultador de católicos que –con todos los defectos que puedan tener- resisten al modernismo y liberalismo y se oponen a un acuerdo con las actuales autoridades vaticanas, seguramente los fieles de la Tradición católica se prestarán a considerarlo con toda “seriedad”, ya que es lanzado desde la última trinchera, por “La voz de la Tradición católica”, es decir, por la única voz que debemos escuchar. La voz de los pocos no “anticristos” que quedan en el planeta tierra.  


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...