“Vivamos la milicia del cristianismo con buen humor

de guerrillero, no con hosquedad de guarnición sitiada”.

Nicolás Gómez Dávila

jueves, 17 de octubre de 2013

“Como un río que corre”



2013-10-17 L’Osservatore Romano news.va
“La Iglesia es como un río que corre en la historia y trae continuamente al mundo el agua que mana de la única fuente que es Cristo. Es éste el significado de la apostolicidad de la Iglesia, como lo explicó el Papa Francisco. Prosiguiendo el ciclo de catequesis semanales sobre la oración del Credo, el Pontífice el miércoles 16 de octubre, por la mañana, destacó la continuidad del testimonio que une a los apóstoles a cuantos transmiten en el mundo el mensaje evangélico con la propia vida, además de las palabras. Sucesivamente el Papa recordó también el trigésimo quinto aniversario de la elección del beato Juan Pablo II”.

Este es el río del modernista Vaticano II: aguas sangrientas y nauseabundas.



  ¿Será eso lo que quisieron mostrarnos con la extraña pintura («Última cena, la partida de Judas»  ,1971) que ilustra el artículo? ¿O nos están diciendo que le abrieron la puerta a Judas y expulsaron a los otros Apóstoles?


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...