“Vivamos la milicia del cristianismo con buen humor

de guerrillero, no con hosquedad de guarnición sitiada”.

Nicolás Gómez Dávila

jueves, 13 de agosto de 2015

Superhéroes y supertradis




Interesante. ¿Qué es interesante? Un artículo del P. Ceriani del 22 de noviembre de 2014, que se basa en otro del P. Turco. Y lo es por más de un motivo.

En primer lugar, por el sarcasmo elegido para retratar a Mons. Williamson, al llamarlo reiteradamente “superhéroe”, cuando nadie fue capaz de llamarlo de tal forma, ni aún el más fervoroso o fanático de sus seguidores. Lo cual denota de parte de la Radio un celo muy amargo y resentido, por el cual buscan dar a entender que ese supuesto “superhéroe” es todo lo contrario.

Por cierto que no hemos visto al P. Ceriani enfrentado públicamente contra el aparato sionista mundial…

Pero luego viene lo más interesante. Citamos a Ceriani:

“En su reciente artículo, el Padre Turco describió bien al Obispo que no se retracta como un superhéroe salvador, que impidió el desastre de la Fraternidad.
El   Padre dice que este superhéroe parecía muy valiente haciendo declaraciones que no tocaban a la lucha que interesaba; pero que, sin embargo, cuando hablaba de lo que sí importa, cedía lamentablemente”.


Marcamos con negritas lo que Turco y Ceriani suscriben: se refieren a que la lucha contra el nuevo dogma que se introdujo en Roma y en el mundo, para reemplazar el misterio de nuestra redención por Cristo en el Gólgota, esto es, la religión del “Holocausto judío”, no interesa y no importa. Curioso, porque precisamente por cuestionar –lo que es lo mismo, negar- ese nuevo dogma de fe, se armó el mayor escándalo mundial contra un hombre de que se tenga memoria en los últimos tiempos, llegando a la expulsión de Mons. Williamson del Seminario de La Reja y de la Argentina y la citación a los Tribunales, sin hablar de la crucifixión mediática internacional. ¿Todo esto por un tema sin importancia? ¿Por un tema que no interesa? ¿O más bien Mons. Williamson había metido el dedo en la llaga? Hasta la Radio misma en algún momento habló de la “nueva religión posconciliar del judeocristianismo” (acá). Pero este par de sacerdotes contradicen eso que se ha visto aun más claramente crecer en Roma con Francisco, y a la postre son coincidentes con Mons. Fellay, que siempre se opuso a tocar ese tema, por considerarlo “sin importancia”; peor aun, uno de sus superiores de distrito llegó a negar el deicidio de los judíos. Y sabemos que hay destacados sionistas metidos dentro de la Neo-FSSPX, que son quienes más han accionado contra Mons. Williamson, pues su expulsión era una condición sine qua non para la vuelta de la Neo-FSSPX a Roma. Y esto es coincidente con la campaña persecutoria que han emprendido los de la Radio –en un estilo bien kosher- contra el obispo Williamson, muy particularmente el P. Ceriani. Curioso también que los últimos frenéticos ataques de la Radio –aunque excusados en otro tema- se han desatado precisamente a raíz de una reciente conferencia en Estados Unidos donde el obispo vuelve a denunciar el tema de esa nueva religión mundial del “Holocausto”. E interesante que estos sus atacantes supertradis no mencionaron ese tema, en el que aparentemente deberían coincidir. Pero aunque de vez en cuando suban algún artículo al respecto, quizás en acción distractiva o de disimulo, para ellos ese es un tema que no interesa y no importa, ¿verdad? “El” enemigo para ellos es Williamson, quien sigue denunciando, cuando la ocasión se lo permite, la nueva religión mundial que busca reemplazar al verdadero Sacrificio Redentor.  Mientras tanto, los supertradis de la Radio buscan desviar la atención de lo importante, para emprender persecuciones despiadadas contra la Tradición católica a la que dicen representar con su voz. ¿Es difícil ver que a su modo están judaizando la Tradición católica, con su encarnizado fariseísmo?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...