“Vivamos la milicia del cristianismo con buen humor

de guerrillero, no con hosquedad de guarnición sitiada”.

Nicolás Gómez Dávila

sábado, 14 de marzo de 2015

Espacio publicitario

La mejor agua



Y la mejor cerveza 



Se unen para dar una bebida exquisita, rebajada, apta para niños





Preguntillas:

-Construyen un palacio para "retiros" ¿y dejan la escuela de La Reja sin papel higiénico (por decir algo, o mejor dicho, sin heladera, pintura y demás necesidades urgentes)? ¿No es un poquito incoherente?

-¿Cuáles son los ecos de la Patagonia? El seminario de La Reja, ¿queda en Buenos Aires o en La Patagonia? ¿Y la provincia de Corrientes queda en la Patagonia? ¿O es todo un nombre comercial el del boletín de Trejo, total “los franchutes no saben nada y Patagonia suena lindo? "Ecos de otros lados" sería más honesto, pero menos atractivo, por supuesto...Ah, para que sepan, quien tiene presencia firme en la Patagonia es la Resistencia, que llega hasta Tierra del Fuego…allí donde la Neo-FSSPX no llega.

-Todo lo que tiene para decir sobre los destructores de la fe, sobre los anticristos que ocupan Roma, como Francisco y cía., es lo siguiente: les autorités vaticanes s'éloignent davantage de l'Evangile, semant la confusion dans les âmes, comme nous avons pu le constater lors du Synode sur la famille réalisé en octobre 2014. La barque de Pierre prend l'eau de toute part et les brèches faites à la doctrine traditionnelle s'élargissent toujours plus… ¿No es el mismo lenguaje tibio, tembleque, tímido, de los línea-media y grupos acuerdistas de dentro de la iglesia conciliar, que no se atreven a decir palabras fuertes, por no recibir represalias? Incluso nos parece un lenguaje más tibio, pues muchos tradi-liberales indignados ante las tropelías de Francisco se han animado a un poquito más. Por supuesto que no se trata de competir por ver quién tiene más celo o quién conoce mayores epítetos condenatorios, sino de dar a entender la situación actual sin temores, descubriendo claramente a los enemigos de Cristo para resistir con más fuerza y no tibiamente a sus embates. Es lo que hizo Mons. Lefebvre. Pero para ello hay que tener un poco de sangre en las venas, y sentir las afrentas infligidas a Cristo como propias, en sí mismo. Hay que tener lo que tienen los hombres. En vez de levantar paredes que el día de mañana serán derribadas por la impiedad modernista, en vez de ir a la añadidura, ¿por qué no van a lo primero, construir almas fuertes en la fe, que resistan aún sin las ventajas materiales que se les propone para atraerlas? Buscar primero el reino de Dios y su justicia, la santidad, y entonces habrá las añadiduras que Dios quiera. Los templos son para la fe y no la fe para los templos. Ya lo sabía muy bien San Atanasio, ¿verdad? Alguien que por cierto no tenía detrás una empresa de “branding” para facilitarle el apostolado.



   Al pie del cañón. De un cañón de adorno, por supuesto. El “buen combate de la fe” lo hacen hoy con publicistas, estadígrafos, traidores y afeminados.




Antes que al cañoncito Trejo, preferimos al cañoncito Varallo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...